Propiedades

La Quínoa nos ayuda a:

  • Mejorar la función inmune, favoreciendo la formación de anticuerpos y la reparación celular, ya que contiene aminoácidos como la lisina.
  • Mejorar el tránsito intestinal, debido a que contiene gran cantidad de fibra, esto logra que nuestro aparato digestivo funcione de manera adecuada al digerir y desechar los alimentos.
  • Mantener un peso adecuado debido a que contiene pocas grasas, lo que la convierte en un alimento recomendado por nutriólogos como complemento alimenticio.
  • Cuidar tus huesos, ya que es alta en calcio, muy por sobre el maíz y el arroz, y al ser absorbido rápidamente por el organismo, ayuda a evitar la descalcificación y osteoporosis.
  • Proporcionar energía a nuestro cuerpo, ya que contiene almidón, convirtiéndola en un alimento ideal para ser consumido por la mañana, manteniéndonos así activos durante todo el día.
  • Retardar la metástasis, ya que contiene lisina, la cual recupera las células y actúa mejorando las defensas naturales del cuerpo (Discovery Dsalud).

La Quínoa es además:

  • Rica en proteínas, ya que “contiene 7.1 gramos de proteína por cada 100 gramos, aportando el doble de lo que contienen otros cereales como arroz o trigo” (según estudios nutricionales)
  • Ideal para personas diabéticas. Por su bajo contenido en azúcares es recomendable para personas diabéticas y también para quienes deseen bajar de peso, incluyéndola en su dieta diaria.
  • El único alimento capaz de producir hasta un 40% más de leche materna en embarazadas (OMS).